Muketuri més a prop

Abebe i Nùria

Iniciamos una serie de artículos que recopilarán recortes, historias personales y visiones diferentes del centro y que nos ayudarán a entender qué hacemos, cómo colaboramos y qué conseguimos con el proyecto de Muketuri.

A través de estos textos, podréis conocer a los voluntarios, a los colaboradores, a los trabajadores locales y sobre todo, a los protagonistas: los niños y niñas y sus madres. Unos pequeños que mejoran su salud, que se alimentan mejor, que aprenden y juegan; y unas madres más autónomas, autosuficientes y más libres gracias al proyecto.

LA HISTORIA DE ABEBE

Este verano, durante el mes de julio, Núria ha estado a Muketuri. Núria es una voluntaria que, colaborando con AFNE, ha podido pasar muchas horas en el centro dedicando su tiempo en el aula de educación especial.

Abebe es uno de los niños de esta aula de educación especial. Tiene autismo y le cuesta comunicarse. Núria ha estado trabajando con él para facilitar su integración y su capacidad de relación.

Núria le ha enseñado a comunicarse a partir del método PECS, un sistema de interacción basado en el intercambio de pictogramas. El primer paso consiste en enseñar a Abebe a entregar una imagen de lo que necesita. El receptor lo premia con el intercambio de la imagen por el elemento físico deseado. Una vez aprendido este paso, el sistema continúa enseñando discriminación de imágenes y cómo ponerlas juntas. El objetivo es preparar a los niños con autismo para comunicarse, socializarse y poder ser autónomos en su vida adulta.
Con este sistema, el Abebe se podrá comunicar con las cuidadoras y su entorno. Su historia es solo un ejemplo del trabajo que diariamente se realiza en el aula de educación especial del centro de Muketuri. Gracias al trabajo de voluntarios como Núria, se consigue que estos niños y niñas tengan las máximas posibilidades de desarrollarse de manera autónoma y que puedan crecer como personas.

Rastres de Sàndal. Dues germanes, dues cultures.

Trailer V.O.S.E

Trailer en Castellano

Sinopsis

Mina, una actriz india de éxito en Mumbai, no puede olvidar a su hermana pequeña Sita, de quien fue separada a la fuerza después de la muerte de su madre. Treinta años después, Mina se entera de que Sita está bien y vive en Barcelona.  Ahora se llama Paula, es bióloga y no tiene ningún recuerdo de su pasado. Paula emprenderá el viaje de descubrimiento de su verdadera identidad con la ayuda de Prakash (Naby Dakhli), un atractivo inmigrante indio que vende películas de Bollywood en el barrio barcelonés del Raval.

Basada en la popular novela de Asha Miró y Anna Soler-Pont, Rastros de sándalo es una historia luminosa que ganó el premio del Público del pasado Festival de Cine de Montreal.

Jaume i Mercè pares d’en Johanes

NUESTRO VIAJE DE RETORNO

Nosotros fuimos a Etiopía en el año 2003 para convertirnos en los padres de un niño de 5 años llamado Johanes y desde aquel momento siempre dijimos que volveríamos, pero cuando no era una cosa era otra y así hasta que en octubre del año 2013 decidimos dar el paso definitivo y hacer realidad nuestro viaje de retorno, que ya iba siendo hora.

Durante estos 10 años cualquier cosa relacionada con Etiopía nos llamaba la atención, pero lo que más echábamos en falta era la injera, suerte que unos dos años después abrieron un restaurante de cocina etíope en el barrio barcelonés de Gràcia y posteriormente otro en el barrio de Sants. Una vez intentamos elaborar este tipo de pan en casa y tras dos días encerrados en la cocina, lo conseguimos, aunque nunca repetimos la experiencia por el ingente trabajo que comporta.

Nuestro viaje transcurrió por la parte norte del país, que también es la parte más turística y la que dispone de mejores infraestructuras. Viajamos 4 personas acompañadaspor un chófer llamado Tomi y un guía, de nombre Tilahum, quienes, os lo podemos asegurar, hicieron posible el éxito total del viaje. Con Tila contactamos por correo electrónico y fuimos concretando el itinerario que queríamos realizar, empezando en Addis ycontinuando hacia Muketuri, Bahar Dar, Gondar, Debark, Axum, Mekele y Lalibela. Todo este trayecto lo realizamos por carretera y el regreso, desde Lalibela, lo hicimos avión. En total, 15 días.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Es difícil explicar con palabras nuestra experiencia, aunque os podemos asegurar que fuemaravillosa, fantástica, recomendable, que todo salió redondo gracias a Tila y a Tomi, que durante estos días formaron parte de nuestra familia y a quienes nunca agradeceremos lo suficidente su dedicación y atención en todo momento.

Aprovechamos el viaje para visitar el Centro materno-infantil de Muketuri, donde nos enseñaron las aulas, el huerto, las gallinas, las vacas, el parque infantil, en una palabra, todo. Nos recibieron Sarai y Rosa con una sonrisa de oreja a oreja e incluso nos acompañaron al hotel de la localidad para conseguir alojamiento, algo que no es fàcil en esta zona.

Johanes no nos ha pedido nunca que buscásemos sus orígenes familiares. Desde el principio supimos que había nacido en un barrio de Addis y esta información ha sido suficiente para todos; es como si hubiese hecho borrón y cuenta nueva con su pasado. Sólo teníamos curiosidad por conocer mejor el país y eso es lo que hicimos.

(Español) Charla coloquio sobre orígenes y visionado del documental “Seleme, Seleme”

3-hermanos

30 de Noviembre de 10 a 13h

En Reus y en el ordenador de tu casa

Para los que hemos sido adoptad@s la búsqueda de la identidad inevitablemente nos lleva a nuestros orígenes. Y nuestros orígenes tienen que ver con una construcción interna y otra externa (conocer a nuestra familia biológica), que se puede dar o no, según el interés de cada un@.

La búsqueda interna pivota sobre el abandono y en cómo nos puede repercutir ello en el presente: miedos en los vínculos y pérdidas, confianza de base, seguridad, la autoimagen que tenemos de nosotros mismos, las fantasías de la genética y de qué hay de ese pasado en nosotros hoy todavía, etc.

Respecto a la búsqueda externa y nuestra aproximación a ella, tanto los padres y madres adoptivos, como los adoptados adolescentes/adultos estaría bien hacernos diferentes preguntas antes de realizarla.

Organiza: IFAD (Instituto de Familia y Adopción)

Asistencia Presencial: 10€ por unidad familiar

El pago se efectuará en la entrada al acto

Más información

Estem preparats?

Noviembre 2013

Cuando muchos de nosotros decidimos en su momento adoptar un niño o una niña de otra raza lo hicimos desde la ingenuidad de pensar que el color de la piel no era importante y que el amor sería suficiente para que ellos se sintieran parte de la familia y de su nuevo país. El tiempo nos ha hecho tomar conciencia de que el amor puede ser ciego al color pero que la sociedad no lo es, y que hay una diferencia entre cómo se perciben o los percibimos nosotros y cómo los perciben los demás, con lo cual es evidente que tenemos que educarlos para saber gestionar esta realidad. El no hablarlo o minimizarlo no hace desaparecer la realidad.

Y la realidad que cuentan muchas personas adultas adoptadas transracialmente es que, mientras ellos se perciben así mismos como “blancos” porque su familia, su cultura, su educación, sus referentes, etc. son blancos, los demás los consideran, en función de su fenotipo, como negros, asiáticos, latinos, etc. De ahí surgen algunas de las terminologías para referirse a ellos mismos: Personas Oreo (blancas por dentro y negras por fuera), Personas Banana (blancas por dentro y amarillas por fuera), etc.

Lo cierto es que probablemente cuando adoptamos a nuestros hijos pocos conocíamos ni siquiera la expresión privilegio blanco, que hace referencia a la forma en que las personas blancas se benefician de alguna forma, en una sociedad racista. Se trata de ventajas inmerecidas y algunas veces inadvertidas, que están basadas únicamente en el color de la piel, como muestra el informe Identificación policial por perfil étnico en España, publicado recientemente por el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Valencia.

Esa misma sospecha la tienen que afrontar las personas de otra raza, también en ocasiones, cuando deciden alquilar una vivienda o ante una oferta de empleo: a igualdad de condiciones con una persona de raza blanca tienen que demostrar mayor solvencia, preparación o valía personal.

Es evidente, por tanto, que el componente racial tiene que formar parte de la educación de nuestros hijos e hijas, ya que mientras van de nuestra mano los demás los consideran “uno de los nuestros”, pero cuando crecen y van solos la mirada del otro los convierte en personas “de fuera”, lo cual implica, en el caso de las actuaciones policiales por ejemplo, un porcentaje muchísimo mayor de identificaciones, cacheos o registros sin justificar que en el caso de las personas caucásicas.

El comic de Jung “PELL COLOR DE MEL” arriba a la gran pantalla

posterAPPROVED FOR ADOPTION  (UNA LECCIÓN DE VIDA)

Jung. Dibujante. 42 años según el Registro. Él prefiere pensar que nació el día que, con 5 años de edad, fue encontrado por un policía, perdido por las calles de Seúl. Era uno de los 200.000 coreanos abandonados y adoptados por familias de todo el mundo.

Superados los 40, Jung decide volver a Corea del Sur por primera vez y conocer el país que lo vio nacer, pisar la tierra de sus antecesores y, si es posible, encontrar el rastro de su madre biológica. Un viaje físico y emocional de retorno a la infancia que le permitirá reconciliarse con sus raíces y descubrir su verdadera identidad.

Más información

Muketuri amb cara i ulls

Birtukan i Lourdes
Birtukan Alemu y Lourdes Larruy

Estimados socios y socias:

Este mes de octubre comenzamos una nueva serie de artículos sobre Muketuri que nos permitirán conocer más de cerca algunos protagonistas del Centro materno-infantil.

Además en este boletín os daremos algunos datos del comienzo del curso escolar en el Centro.

Nuestra protagonista del mes:

  • Hola, ¿cómo te llamas? Hola, mi nombre es Birtukan Alemu.
  • ¿Cuántos años tienes? 9 años.
  • ¿Dónde y con quién vives? Vivo en Muketuri, cerquita del Centro. Vivo con mi madre y mis cinco hermanos que tienen 2, 3, 7, 11 y 12 años.
  • Y tu padre, ¿dónde está? No lo sabemos.
  • ¿Cómo es tu casa? Pequeña, con una cama donde duermen tres personas y el resto dormimos en un banco. No tenemos luz pero si una linterna para las noches y compramos el agua a nuestro vecino. (El agua les cuesta 15 céntimos 20 litros.)
  • Cuando eras pequeña estudiabas en el Centro. De los tres años que pasaste allí, ¿qué recuerdas? Mis profesoras fueron Zenebech, Konjit y Asnaku. Lo que más me gustaba del centro eran los columpios y la comida, sobretodo las manzanas.
  • ¿Qué curso estudias ahora? Tercer grado en la escuela primaria de Muketuri.
  • ¿Cuál es tu animal favorito? El gato
  • Y la comida que más te gusta, ¿cuál es? Los macarrones.
  • Ahora háblanos de tu mamá: ¿trabaja fuera de la casa? Mi madre vende verduras en el mercado. No las produce ella sino que las compra y después las revende. Aún no ha hecho el curso de agricultura en el Centro pero le encantaría hacerlo para poder así tener el huerto en casa y cultivar nuestras verduras.
  • ¿Ayudas a tu mamá en la casa? Sí, siempre la ayudo a preparar el café, a cocinar shiro (puré de habas, garbanzos o guisantes secos) y a limpiar la casa. Y mis hermanos también ayudan. Además mi hermano mayor cuida las vacas de una persona en el pueblo de Sale, a 3 km de aquí, de donde es mi madre. Así gana un poco de dinero.
  • Y para acabar: ¿Conoces algún cuento o historia que quieras contarnos?· No recuerdo ningún cuento pero sí una adivinanza que aprendí en la escuela: Carga fuego en la cabeza. ¿Qué es? (la vela)

Novedades del Centro

Comienzo del Curso Escolar y del Nuevo Año

El 11 de septiembre festejamos el año nuevo etíope. La noche del día 10 se hizo una gran fogata y el día 11, desde muy temprano, todos los niños del pueblo salieron a las calles con sus vestidos y trajes nuevos para cantar la canción Abebaye. Van de casa en casa cantando para que los vecinos les den monedas, comida o caramelos y por la tarde se reúnen con sus familias y vecinos para comer.

Durante la primera semana de septiembre se hicieron las inscripciones de los alumnos, se registraron en total 317 niños y niñas de 4 a 6 años. Y el 16 de septiembre comenzaron las clases formalmente, en el día 6 del mes Meskerem de 2006.

Como siempre hubo algunos llantos del primer día, pero después de un rato todos siguieron felices en su nueva escuela y los niños de segundo y de tercero se mostraron encantados de volver a la escuela que tanto les gusta.

Las profesoras han tenido varias reuniones para preparar el inicio de curso y formar el comité de padres. Para ello citamos a los padres y el comité fue elegido democráticamente. Está formado por siete miembros, un padre por cada una de las 6 aulas y la directora del centro. El comité ha acordado que harán turnos para ir al centro una vez a la semana para ver que las cosas están marchando bien.

Durante el mes de septiembre también tuvo lugar la primera revisión médica del curso. De ello se encargaron tres enfermeras voluntarias de España y detectaron sobre todo enfermedades en la piel, falta de higiene y enfermedades respiratorias.

 

Sarai Zavala Acosta.

Coordinadora del Centro Materno-Infantil de Muketuri

Inagurem “l’Espai Afne”

Mesa Redonda

EXPERIENCIAS DEL VIAJE DE RETORNO

AFORO COMPLETO

Este verano, algunos chicos y chicas que han nacido en Etiopia han vuelto a su país de origen.

Unos solos y  otros con sus familias en su “viaje de retorno”

El próximo viernes 27 de septiembre a las 19.00 horas, en la sede de AFNE nos explicarán sus experiencias.

Después de la charla habrá un pequeño-fórum-debate con los “conferenciantes”, las familias y los asistentes.

Si están interesados pueden reservar plaza en el teléfono 93 488 34 45 donde nuestra nueva secretaria, Teresa Berni, os atenderá con mucho gusto.

ENTRADAS AGOTADAS

El calendari etíop

FELIZ AÑO NUEVO – Melkam addis amet

año nuevoAunque estamos en Septiembre, en Etiopia se celebra este mes el año nuevo. Y no es 2013, sino que el día 11 de Septiembre, a las seis de la mañana, empieza en Etiopía el año 2006 y lo hará a esa hora porque ésa es la hora que coincide con nuestra hora cero.

El año nuevo etíope coincide con el fin de la estación de las lluvias y la llegada del buen tiempo. Etiopía tiene dos estaciones: la estación seca, de octubre a mayo (interrumpida por una corta estación de lluvias en febrero o marzo) y la estación lluviosa, de junio a septiembre.

En esta época los campos se cubren en todo su esplendor de Adei Abeba, una hermosa flor amarilla en forma de margarita, que las niñas recogen para regalárselas a sus madres. Son también las que aparecen en las tarjetas de felicitación del nuevo año.

Septiembre 2013

Etiopía sigue el calendario juliano, que consta de 13 meses, doce con 30 días cada uno y un mes adicional de 5 días (6 si es bisiesto). Este calendario va 7 años y 8 meses por detrás del gregoriano, que es el que usamos nosotros.

Meses del calendario etíope y su equivalencia con el calendario gregoriano:

Mesquerem (11 de septiembre a 10 de octubre)
Tikimt (11 de octubre a 9 de noviembre)
Jidar (10 de noviembre a 9 de diciembre)
Tjisas (10 de diciembre a 8 de enero)
Tir (9 de enero a 7 de febrero)
Yekatit (8 de febrero a 9 de marzo)
Megabit (10 de marzo a 8 de abril)
Miazia (9 de abril a 8 de mayo)
Guinbot (9 de mayo a 7 de junio)
Sene (8 de junio a 7 de julio)
Jamle (8 de julio a 6 de agosto)
Negase (7 de agosto a 6 de septiembre)
Pagume (6 de septiembre a 10 de septiembre)

La diferencia entre ambos calendarios provine de la forma de calcular la longitud del año solar. Para el calendario juliano (establecido por Julio César en 46 a.C. y de ahí su nombre) el año solar dura 365 días y 6 horas, mientras que para el gregoriano (establecido por el papa Gregorio XIII) dura 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos, lo cual es un cálculo más exacto.

Hasta el año 1582 Etiopía y Occidente tuvieron el mismo calendario. La introducción en ese año del calendario gregoriano evitaba el desfase de 11 minutos por año, que en esa fecha había acumulado una diferencia de 10 días entre el calendario civil y el calendario astronómico.

Esos diez días de error acumulados durante la vigencia del calendario juliano desaparecieron en el momento en que se adoptó la reforma gregoriana, de manera que al jueves 4 de Octubre de 1582 del calendario juliano le siguió el viernes 15 de Octubre de 1582 del calendario gregoriano.

No todos los países adoptaron el calendario gregoriano al mismo tiempo. Por ejemplo Rusia, donde no se instauró hasta el jueves 14 de Febrero de 1918, al que le siguió el miércoles 31 de Enero. Así que la Revolución rusa de Octubre de 1917 sucedió en Noviembre de 1917 para el resto de países que ya se regían por el nuevo calendario.

Aunque en Etiopía se sigue usando el calendario juliano, actualmente, el calendario gregoriano es el que se usa de forma oficial en todo el mundo.
Margarita Muñiz Aguilar
(Instituto de Familia y Adopción)

Ensenyant a aprendre

Por los estudios actuales sabemos que un elevado porcentaje de niños adoptados con problemas de aprendizaje han sufrido desnutrición en la etapa anterior a la adopción, por lo que es importante que tanto las instituciones educativas como las familias tomen conciencia de ello y no se muestren injustamente punitivos con ellos por no alcanzar los niveles de los cursos en los que han sido escolarizados sin tener en cuenta estas circunstancias.

Hasta ahora, y a pesar de que se han publicado ya varias Guías sobre Adopción y Escuela, el sistema educativo no ha sabido encontrar las estrategias educativas ni tener la flexibilidad necesaria para acoger y entender que estos alumnos necesitan estrategias y herramientas para solventar estos problemas, por lo que habrá que seguir insistiendo en este sentido, sin caer en actitudes reactivas, que lo único que hacen es enconar las relaciones entre la familia y la escuela. Las respuestas reactivas, por otra parte, se suelen quedar en la queja y terminar siendo paralizantes. Por eso proponemos respuestas proactivas, que analicen los hechos, los acepte, y lleve a actuar.

A veces la capacidad de actuación sobre el sistema educativo es muy limitado para las familias, pero es muy importante que tanto éstas, como las escuelas sepan que las dificultades de sus hijos se pueden deber a los efectos de la malnutrición y no necesariamente a una falta de interés, negligencia ante los estudios o el socorrido “es muy vago” o “es muy floja”.

La solución no consiste en insistir una y otra vez en los mismos aprendizajes para los que no disponen de las habilidades cognitivas necesarias, sino en el entrenamiento de dichas habilidades para que lleguen a tener la madurez necesaria para la adquisición de esos conocimientos.

Julio 2013

Cuando un niño o una niña no disponen de las habilidades necesarias para adquirir los conocimientos escolares por las circunstancias que sean, por ejemplo, los efectos de la malnutrición, la tarea consiste en enseñarles a aprender en vez de pretender que aprendan por sí mismos. Hay que tener en cuenta que, mientras sus compañeros de clase estaban siendo bien alimentados y recibían todo tipo de estímulos afectivos y cognitivos, ellos no recibían ni una cosa ni la otra, por lo que difícilmente pueden llegar a obtener los mismos resultados si no se hace un trabajo previo.

En este enseñar a aprender hay que tener en cuenta que la familia no tiene por qué convertirse en profesor de apoyo de sus hijos. Eso ya es tarea de la escuela.

El desarrollo de las habilidades cognitivas que tenga deficitarias se puede hacer también a través de juegos y de las actividades de la vida cotidiana. Si tiene problemas de percepción temporal y le cuesta contar hacia atrás o pasar de decenas o seguir una serie, la clave no está en que repita una y otra vez los mismos ejercicios, sino en trabajar los conceptos de “antes” y “después” en la vida real, planeando distintas actividades, como puedan ser una excursión o una fiesta, evaluando a posteriori los resultados, contando un cuento, reflexionando sobre los personajes o la trama de una película, etc.

Si tiene problemas con la geometría, a través de la papiroflexia se pueden trabajar conceptos como diagonal, mediana, vértice, paralelo, perpendicular, etc. Esta actividad, además, sirve para fortalecer la agilidad mental y desarrollar estrategias para resolver problemas de matemáticas. También es útil para desarrollar la motricidad fina y la coordinación óculo-manual, que son fundamentales para tener una buena letra; sirve igualmente para fortalecer la lateralidad y la percepción espacial, así como la concentración y la atención. También ayuda a fortalecer la autoestima, la creatividad y la capacidad de abstracción.

Pero la cuestión no es comprar un kit de Origami y que el hijo o la hija lo hagan solos, sino usarlo como diversión y esparcimiento para toda la familia, convirtiéndose ésta en mediadora entre lo que los hijos ya saben y lo que necesitan aprender.

Otra forma divertida de mejorar las habilidades deficitarias es a través de lo que se conoce como Gimnasia cerebral. En YouTube se pueden encontrar muchos vídeos sobre esta práctica.

En fin, que frente a las situaciones, la mayoría de las veces estresantes, que suponen para toda la familia las tareas escolares, es importante encontrar otros recursos que sirvan igualmente para el desarrollo de las habilidades cognitivas que tengan deficitarias, pero que en lugar de estrés sirvan desarrollar el gusto por aprender de una forma gratificante, enfatizando sus potencialidades en vez de sus limitaciones. Este tipo de aprendizaje sirve, además, para fortalecer los vínculos familiares.

Margarita Muñiz Aguilar