Nueva directora en el centro maternoinfantil de Muketuri

Desde hace unas semanas, el centro maternoinfantil de Muketuri cuenta con una nueva directora: Fayise Fikadu. Fayise tiene 27 años y es profesora de preescolar desde hace 10. Está casada y tiene una hija de 2 años.

Desde pequeña, Fayise quiso ser profesora porque fue educada por profesores, así que, del mismo modo, ella quiso compartir sus conocimientos con los niños y niñas. Primero trabajó en la escuela de la comunidad misionera de San Pablo Apóstol (MCSPA) de Mechela, a la que llegó después de una gran celebración en su familia y dónde participaron parte de las misioneras. Fue en esta celebración donde su padre le prometió ceder parte de su terreno a la causa de las misioneras, particularmente a Luz María. Ésta prefirió ofrecer dinero al padre de Fayise para comprar la propiedad pero él no lo aceptó; así que Luz María le prometió que una vez que Fayise terminara de estudiar, la contrataría. Para cumplir su promesa, Luz María envió a Fayise a estudiar educación preescolar en Addis Abeba, antes de contratarla.

Estudió 6 meses en Addis Abeba, en el Etenesh Medical College, una institución en la que hay distintos tipos de carrera, pero ella escogió educación preescolar. Llegó a Muketuri hace 3 años y se adaptó rápidamente al pueblo, donde conoció a su marido y formó su propia familia.

 

 

Ahora que es directora del centro maternoinfantil, confiesa que, si bien le gusta su trabajo como directora, le gustaría dedicar más tiempo a trabajar con las profesoras y las helpers; y no solo hacerlo en la oficina, sino hacerlo en las mismas aulas de clases. Le gustaría que el centro creciera físicamente, que tuviera una mayor capacidad para acoger a más niños y niñas. Y que los niños y niñas que hoy están en el centro, sigan estudiando y que en su vida adulta tengan sus propias carreras profesionales donde puedan valerse por sí mismos, por ejemplo, que estudien medicina, sean pilotos, profesores o lo que quieran ser.

En un futuro, le gustaría tener otro hijo y tener su propia casa, ya que ahora vive de alquiler. Y se ve trabajando junto a Luz María porque está dispuesta a seguir en el centro hasta que sus servicios ya no sean necesarios.

¡Mucha suerte en esta nueva etapa, Fayise!